miércoles, 11 de febrero de 2009

A Encarnita Huerta, in memoriam



El viernes 9 de enero falleció Encarnación Huerta Palacios, poeta, narradora y periodista madrileña, nacida en 1938, de múltiples registros estilísticos y de gran sensibilidad creadora. Deja tras de sí una amplia obra recogida en doce libros de poemas, uno de relatos y un último poemario póstumo, Zambullida en la música (Sial/ Fugger Poesía, 2009), que incluye un bello pórtico de su buen amigo Luis Alberto de Cuenca y una evocadora portada de Chus Cabrera; libro que se ha convertido en legado y síntesis de su mejor quehacer poético, y que no alcanzó a ver publicado por apenas unos días, cuya presentación estaba programada para el 14 de enero, fecha que se tornó en la de su funeral.
Mujer bondadosa y afable, contó con el cariño y respeto de todos los que la conocieron y frecuentaron. Inseparablemente unida durante sesenta y dos años a su marido, Simeón Martín Morales, con quien tuvo dos hijos, Sergio y Pablo, hizo gala de una inmensa generosidad y de un excelente sentido del humor, a pesar de llevar mucho tiempo luchando contra una larga y dolorosa enfermedad.
Poeta de vocación temprana e inquebrantable, obtuvo sus primeros premios siendo aún una niña. No obstante, demoró la publicación de su primer poemario, Alerta del alma inmortal (1980), hasta que consideró que su obra había alcanzado una madurez y un nivel de perfeccionamiento considerables. Los poemas de este primer libro, entre los que destacaríamos “La gitanilla”, “A mi marido” o “Paseo por mi calle”, se convirtieron en un fiel reflejo de la sociedad de esa época y en una magnífica muestra de la mejor poesía social contemporánea.
Sus libros posteriores dan fe de una búsqueda introspectiva y estética incansable, logrando alcanzar cotas literarias importantes, con el reconocimiento de los lectores y la crítica especializada.
Convencida de que la mejor escuela para un escritor es la lectura, en sus estanterías atesoró las obras de sus autores más queridos y admirados, copartícipes de tan fecunda labor literaria: Leopoldo de Luis, José Ángel Valente, Claudio Rodríguez, Juan Ruiz de Torres, Emilio Porta, Luis Alberto de Cuenca, Soledad Cavero o Enrique Gracia, entre otros.
Destacamos los versos que cierran de su último libro, que se presentará próximamente, en un entrañable acto de homenaje y recuerdo que le brindarán un nutrido grupo de amigos y escritores, a modo de despedida de la añorada y entrañable poeta: Salvemos la distancia/ que nos separa del misterio./ Es sólo una Palabra.

Basilio Rodríguez Cañada
Escritor y presidente del PEN Club de España

No hay comentarios: