viernes, 27 de febrero de 2009

Quién pudiera...



Quién pudiera
hacerte dormir
hasta mi vuelta
con un beso.

No hay comentarios: