viernes, 27 de febrero de 2009

Self Control



He podido perecer muchas noches,
durmiendo ajeno a peligros múltiples.
A punto he estado de perder el control
sobre animales, máquinas y hombres,
justo en los momentos más difíciles.
Pero siempre guardaba un comodín
que me permitiese jugar seguro.

Tú eres la carta que oculto.

No hay comentarios: