sábado, 10 de octubre de 2009

Proserpina infelice de Marisol Esteban


Queridos amigos:
El jueves 15 de octubre de 2009, a las 19.30 horas, tendrá lugar la presentación del libro Proserpina infelice, de Marisol Esteban, publicado por Sial Ediciones, en la sala Manuel de Falla de la Sociedad General de Autores y Editores SGAE (C/. Fernando VI, 4, 28004 Madrid. Tel.: 91 349 95 00).
Intervendrán en el acto:
José Manuel Ciria, artista plástico,
Carlos Delgado Mayordomo, crítico de arte y escritor,
Tino Barriuso, poeta y prologuista del libro,
Basilio Rodríguez Cañada, editor y presidente del PEN Club de España,
y la autora del libro.
No faltéis. Os esperamos.

Sial Ediciones
C/. Bravo Murillo, 123 - 3.º Izda.
28020 Madrid
Teléfono: 91 535 41 13 - Correo electrónico: prensa@sialedicion.es

Marisol Esteban Repiso (Roa, Burgos). Con diecisiete años dejo sus raíces para ubicarse en Madrid. Estudió Magisterio, es Esteticista y ha estado vinculada con el mundo de la producción musical, captando nuevos talentos y organizando eventos.
Sus primeros textos creativos datan de la etapa adolescente, llegando incluso a ganar diversos premios, aunque hasta 1998 no se plantea retomar en serio su carrera literaria. Una intensa y continua relación profesional con artistas plásticos y con escritores ha reforzado su vocación literaria, que sigue alimentado con ilusión y el deseo inquebrantable de perfeccionamiento en su trabajo.
Proserpina infelice, su primera novela, denota una fluidez narrativa y un estilo depurado más propio de quien tiene a sus espaldas una dilatada trayectoria como novelista. Logra establecer una trama narrativa, cuajada de sentimientos y emociones, con personajes mágicos y tremendamente reales a un tiempo.
Una joven y prometedora escritora que aún nos depara gratas sorpresas y mucha literatura por descubrir.
Proserpina infelice
Vega Uriel crece encerrada en su mundo, al borde del abismo, amenazada por el temor a no tener derecho a existir. Tras el vértigo de su primera juventud, conocerá el dolor infinito del amor a un profesional del castigo. Será Lula, una mujer de personalidad arrolladora, quien la rescate de la degradación y le haga emerger por primera vez de las profundidades.
Instalada ya en la realidad junto a Martín, su marido, regresará a los infiernos cuando pierda a su amiga, y en esta ocasión, la última, será para recuperarla. Lula, antes de morir, le ha dejado una serie de señales que irán llevándola hacia la enigmática mujer de un cuadro pintado por Dante Gabriel Rossetti. Vega se obsesionará por descubrir su identidad, su secreto, y nos trasladará hasta la Inglaterra del siglo XIX, al núcleo mismo de la Hermandad Prerrafaelita.
Con la precisión de un orfebre e incuestionable maestría, la autora se mete bajo otra piel, hechizada por una lejana e hipnótica melodía, para encontrar la respuesta a una compleja cuestión: ¿es posible que las almas unidas por fuertes vínculos durante una vida, también lo estuvieran en existencias pretéritas?
Si lo desean, pueden intentar despejar esta incógnita y conocer en profundidad qué llevó al pintor a retratar de manera tan peculiar a la sugerente modelo. Adéntrense en la lectura de este libro, un regalo para el lector sensible, una obra rica en vivencias, donde coexisten la vida y la muerte. Si aceptan dicha propuesta se encontrarán, frente a frente, con su propio destino. Atrévanse a encararlo. Gocen y sufran… Formen así parte del mundo de Marisol Esteban, de Proserpina infelice, que al fin y al cabo es la misma historia.

Basilio Rodríguez Cañada

6 comentarios:

Anónimo dijo...

un libro maravilloso en el que todo tipo de sensaciones llegan a ti, un libro para no olvidar y para disfrutar.No importa cuantas veces lo leas que siempre te aportarà algo diferente y especial, justo como te hace sentir al leerlo. Hacia tiempo que no disfrutaba tanto leyendo

Carlos Alegre (Zaragoza) dijo...

No soy amigo de dar opiniones por Internet porque realmente se crea una amalgama de críticas que lejos de aconsejar una determinada lectura, a quien busca información sobre un libro específico, acaba hundiéndole en un mar de indecisiones. Sé que precisamente este caos de información es muy valioso para las editoriales ya que les sirve para evaluar a sus escritores, utilizando criterios que la mayoría de las veces son fieles a sus sistemas de marketing y ventas. En el caso de Proserpina infelice quisiera, con mi sentir, acercaros a una narrativa limpia y amable con el lector. Proserpina infelice, es decir Marisol Esteban, no espera enganchar a su lector desde su primera página, escribe para adentrarnos en un invisible pero sentido entorno gratificante. Su estilo de narrativa empieza acariciándote sibilinamente y cuando te quieres percatar estás no sólo impregnado del espíritu de la protagonista sino de la propia autora. Este enlace en el que el escritor atraviesa su propia obra para llegar al lector es muy difícil de conseguir.
Proserpina infelice es un libro que merece un hueco muy especial en las bibliotecas de nuestras casas, justo al lado de nuestros escritores intocables.
Sólo me queda decir de la autora que ahora es cuando le vamos a exigir trabajo y más trabajo porque hemos conocido un nuevo y fresco estilo que esperamos que perdure, porque estoy seguro que hará de sus lectores una legión de incondicionales.

Anónimo dijo...

Leer "Proserpina infelice" ha sido una experiencia increíble. Pocas obras despiertan tantas sensaciones y el desarrollo de la historia con tantos cambios de ritmo es sencillamente magistral.
Un consejo, léanlo

Anónimo dijo...

Leer "Proserpina infelice" ha sido una experiencia increíble. Pocas obras despiertan tantas sensaciones y el desarrollo de la historia con tantos cambios de ritmo es sencillamente magistral.

Marujita dijo...

ME HA ENCANTADO EL LIBRO.
UN LIBRO LLENO DE SENSIBILIDAD Y HAY HORAS EN QUE PIENSAS QUE HAS VIVIDO ALGUNOS DE LOS MOMENTOS RELATADOS.LA MANERA QUE MARISOL ESCRIBE ES FANTASTICA.UM LIBRO QUE TE DESPIERTA EMOCIONES DEL PRINCIPIO AL FIN.TODOS DEBERIAMOS LEERLO.MARISOL PORFAVOR NO PARES NUNCA DE ESCRIBIR.

Pilar Esteban Ordorica dijo...

Hace mucho que -casi- sólo leo textos asociados a mi profesión y cuando me he concedido el lujo de leer Prosepina Infelice, no he podido parar, lo he leído en tres sentadas y porque no puede hacerlo en una. La narrativa de la novela, tiene una fluida dinámica que me enganchó desde el primer momento.El hilo conductor de la historia tiene las "cuatro eses" Sensual, Sexual, Sensible y Sorprendente, y con estas cualidades la protagonista nos hace viajar por el túnel del tiempo de las emociones y las pasiones que entrelazan el amor fraternal, el sexual, y el amor a uno mismo. Exponiéndose y experimentando la vida, va transformando su existencia, y mientras nos lo cuenta, nos deleita con vivencias curiosas, divertidas, creativas, culturales y finalmente extraordinarias. En fin, que recomiendo leer el libro...y más de una vez.